Inicio > En profundidad > En profundidad: Blue Valentine

En profundidad: Blue Valentine

Blue Valentine

FICHA TÉCNICA:

Dirección: Derek Cianfrante

Guión: Derek Cianfrante, Joe Curtis, Cami Delavigne

Producción: Lynette Howell, Alex Orlovsky, Jamie Patricof

Fotografía: Andrij Parekh

Montaje: Jim Helton, Ron Patane

Música: Grizzly Bear

FICHA ARTÍSTICA:

Dean: Ryan Gosling

Cindy: Michelle Williams

Frankie: Faith Wladyka

Jerry: John Doman

Bobby: Mike Vogel

Argumento:

Después de convivir durante seis años y tener una hija, Dean y Cindy han decidido casarse, pero entonces su amor empieza a desmoronarse. Intentando salvar la relación, Dean propone ir a pasar la noche a un hotel temático, donde eligen la “habitación del futuro”. A partir del futuro, se narra la historia de la pareja desde el momento de su encuentro hasta la irremediable crisis de su matrimonio.

Michelle Williams y Ryan Gosling en Blue Valentine

Blue Valentine es de esas películas que divide a público y crítica, no tanto por su forma como lo hizo Holy Motors, sino por su contenido. Supongo que es porque a muchos el melodrama simplemente, no les va, y eso es del todo respetable; pero también hay que ser justos y dar al césar lo que es suyo. Y es que esta película es de las que te revuelve las entrañas, y luego te pasas días dándole vueltas.

Derek Cianfrante nos presenta dos estados muy concretos de una relación, el comienzo de un amor pasional y alocado y su destrucción, siendo el presente y final de la pareja el punto de partida para llevarnos a sus comienzos a través de flashbacks. Si bien la estructura y el ritmo están bien llevados y son tremendamente atractivos, lo cierto es que el pasado y el presente de la pareja rara vez se justifican. Y ahí está un poco el gran lapso de la cinta, que a pesar de dejarte noqueado con su intensidad emocional, una vez la digieres te empiezas a hacer preguntas que no tienen ninguna respuesta. ¿Cuándo empezó la relación a deteriorarse? ¿Cómo han acabado así después de todo el amor que se profesaban?

Michelle Williams y Ryan Gosling en Blue Valentine

No es nada nuevo el hecho de que amores que parecen indestructibles al principio acaben hechos pedazos sin saber por qué, todos lo sabemos, pero quizás una reflexión más profunda sobre los porqués de estas situaciones hubiera hecho ganar a la cinta en profundidad espiritual, en lugar de quedarnos sólo con el terremoto emocional que nos presentan Ryan Gosling y Michelle Williams, quienes nos ofrecen interpretaciones de esas que dejan el estómago del revés y que son, desde luego, lo mejor de la película.

De cualquier manera, no creo que esta sea una película de la que se deba prescindir en ningún caso. Después de ver película tras película de las que nada más salir de la sala se te ha olvidado hasta el título, siempre es de agradecer que alguien nos presente una historia con las emociones a flor de piel, y que deje huella, para bien o para mal.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 22/02/2013 en 12:31

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: