Archivo

Archive for the ‘Géneros cinematográficos’ Category

Bite Me! – Los vampiros en el cine (II)

Seguimos con nuestros queridos vampiros, y debo reconocer que me dejé en la primera parte Vampyr, la bruja vampiro, de Carl Theodor Dreyer, de 1932.

En esta película Dreyer nos presenta a un joven viajero, Allan Gray, que se aloja en un extraño castillo, cuya atmósfera densa y enrarecida recuerda la de las pesadillas. El joven comienza a tener espeluznantes visiones, de las cuales la más terrible es el descubrimiento de una mujer inconsciente que ha sido atacada por un vampiro en forma de bruja.

Leer más…

Bite Me! – Los vampiros en el cine (I)

12/03/2012 1 comentario

El tema de los vampiros en las películas no es nada nuevo, aunque se haya puesto de moda los últimos años y todavía  nos queda mucho por ver, y dado que es muy extenso, vamos a hacer un resumen, dividido en varias entregas para no cansaros, de películas de vampiros que se han convertido en clásicos y forman parte de la historia del cine, recomendadas o curiosas simplemente de ver.

Desde la primera vez que se pudo ver un vampiro en una cinta, se han llegado a hacer, sin exagerar, entre series de televisión y diversas películas, de serie A, serie B y serie Z, unas 400. Un número que demuestra lo que le gusta al público y  a la industria un par de colmillos bien puestos, o al menos intentar ponerlos en su sitio.

La primera de todas es Nosferatu, un clásico de 1922 dirigida por F.W. Murnau. Esta película fue una libre adaptación de la novela Drácula de Bram Stoker, se le cambió el nombre para evitar pagar derechos, así se las gastaban en la época. Pero la viuda del escritor consiguió que se reconocieran su autoría y mandó destruir todas las copias que existían. Gracias a la distribución internacional que tuvo no nos hemos quedado sin la cinta alemana.

Leer más…

¡Danzad, malditos, danzad! – La danza en las películas

La fundadora de VesCine y una servidora tenemos una pequeña (más bien gran) debilidad cinematográfica: las películas de baile.

Antes de nada, aclarar que no estamos hablando de musicales, sino de las producciones que tienen la danza como eje principal en cualquier forma, aunque está claro que su nacimiento está íntimamente ligado a estos.

Los primeros ejemplos los encontramos en los años 40 y 50 en cintas como Invitación a la danza (Gene Kelly, 1956) o Las zapatillas rojas (Michael Powell/Emeric Pressburger, 1948), en las que la danza se desligaba del contexto del musical por primera vez. Pero está claro que el género como tal nació a finales de los 70 y tuvo su época de mayor desarrollo en los 80 – Flashdance! (1983), Dirty Dancing (1987), Fama (1980) -.

En los 90 decayó hasta el final de la década cuando la absorción de la cultura latina por el mainstream dió como resultado cintas como Baila conmigo (1998).  Y en los últimos diez años está viviendo un resurgimiento con la inclusión de la cultura hip-hop y el baile urbano,  la reivindicación de la danza clásica y la experimentación en la fusión de géneros cinematográficos.

Os invitamos a que nos acompañeis por este repaso a este fascinante género cinematográfico desde sus orígenes hasta nuestros días.

1. Orígenes

Como ya os hemos comentado en la introducción los dos primeros ejemplos a destacar datan de finales de los 40 y los 50. En primer lugar tenemos la magnífica, Las zapatillas rojas de 1948. Leer más…

Halloween, el terror hecho película

Os proponemos unas cuantas películas con las que pasarlo mal este Halloween. Y si no sufrís, es porque sois muy valientes.

Van desde clásicos hasta más modernas, con zombies, asesinos despiadados… y por supuesto, no están todas las que son, es una pequeña selección. Disfrutadla

Psicosis, de Alfred Hitchcock (1960)

Una joven secretaria, tras cometer un robo en su empresa, huye de la ciudad y, después de conducir durante horas, decide descansar en un pequeño motel de carretera regentado por un tímido joven llamado Norman. Todo parece normal y tranquilo tanto en el apartado motel como en la casa de al lado en la que viven Norman y su madre, pero las cosas no son lo que parecen

Leer más…